Waltzing with the Elephant – Por John Thorp

Acabo de terminar de leer “Waltzing with the Elephant” de Mark Toomey, subtitulado “Una guía completa para dirigir y controlar la tecnología de la información”. Esto me ha llevado más tiempo del que yo había pensado ya que el libro es realmente muy amplio. Me acordé que lo leí de un comentario de un lector de “The Information Paradox” que lo describió como “un libro que debe ser leído, pero no querrá leer. Si usted es un ejecutivo con el control de IT de su empresa, es probable que no quiera leer un libro de este detalle en la complejidad de IT, que es exactamente la razón por la que debería hacerlo. Pero, ¿no? Volveré a este punto más adelante.

Como dice Mark en la dedicación del libro “A través de una más responsable, mejor y eficaz toma de decisiones y control, podemos hacer un mejor uso de la tecnología de la información, y podemos mejorar el mundo.” No podría estar más de acuerdo – de hecho, es la creencia que me ha llevado durante los últimos 20 o más años, y que sigue impulsándome. Sin duda hay mucho por mejorar – como Mark añade: “… hay una razón de peso para mejorar el rendimiento del uso de IT en muchas organizaciones.” Yo sería incluso más enfático aquí, en que creo que este es el caso en la mayoría de, si no todas las organizaciones.

Waltzing with the Elephant está organizado alrededor de los seis principios de la ISO / IEC 38500:2008:

  • Responsabilidad;
  • Estrategia;
  • Adquisición;
  • Desempeño;
  • Conformidad;
  • Comportamiento humano.

Y las tres tareas fundamentales de gobierno que define – Evaluar, Dirigir y Controlar.

Mark hace un buen trabajo de explicar los principios, y de poner “la carne en los huesos” de lo que puede ser visto como nivel bastante alto y conceptos generales. El libro es largo, pero relativamente fácil de leer – ayudado por el estilo irreverente y refrescante de Mark, y los muchos ejemplos del mundo real y anécdotas que ha incluido. Mark también hace buen uso de los modelos para enmarcar y organizar las secciones, incluida una versión anterior de mi marco estratégico del gobierno. Aunque mi breve resumen no puede hacer justicia al libro, lo que creo que debe llevarse de él, un poco adaptado y, por supuesto, sesgado por mis creencias, incluyen:

  1. Aunque mucho se ha escrito y hablado sobre el gobierno de IT en la última década o más, el progreso ha sido dolorosamente lento. Como Ian Wightwick dice en su introducción, “… no es un caso bastante sólido para argumentar que la inversión en la mejora de IT no ha emitido el ritmo deseado de mejora.”
  2. Una razón fundamental de esta falta de progreso es que la mayoría de las actividades de gobierno de IT sólo se refieren a un lado del problema – el lado de la oferta. Esto es lo que otro colega australiano, Chris Gillies, llama el gobierno de IT – IT se centró en la “fábrica”. Si queremos tener un eficaz gobierno de IT por el negocio, como se ilustra en la figura, también debemos prestar igual atención a la demanda – el gobierno empresarial de IT – se centra en cómo la organización utiliza IT para crear y sostener el valor de negocio. Para mayor información, puede leer Volver a lo básico – los Cuatro “Ares”.
  3. Si queremos avanzar, tiene que existir el entendimiento que el gobierno de IT es una parte importante del marco de gobierno global para cualquier organización, y que el gobierno en sí mismo es un sistema de la empresa. El Gobierno debe ocuparse tanto del cumplimiento (cumplimiento de los requisitos reglamentarios y legislativos) y desempeño (establecimiento y logro de los objetivos).
  4. En última instancia, las personas que deben controlar, y ser responsables de cómo se utiliza IT, son los ejecutivos y gerentes de negocio que determinan cuál es el foco del negocio, cómo se realizan los procesos de negocio, cómo funciona la autoridad y la estructura de control, y cómo desempeñan sus funciones las personas en el sistema. Ninguna de estas decisiones están normalmente dentro del ámbito de aplicación del CIO, y así, sin los medios para adoptar cualquier decisión, el CIO no puede ser considerado responsable o responsable del uso que la organización le da a la tecnología. El CIO debe ser responsable de administrar el sistema de gobierno en nombre del Consejo de Administración, y responsable de la mayoría de los elementos de la oferta de IT, pero no se responsabiliza de la demanda y, ciertamente, no es responsable por el uso de IT a través de la empresa.
  5. Cada vez más, no estamos haciendo inversiones en IT – estamos haciendo inversiones en cambios posibilitados por IT. Si bien IT puede ser un posibilitador clave, se deben considerar todos los demás aspectos del sistema de negocio – el modelo de negocio, procesos de negocio, la gente, y la organización. El gobierno empresarial de IT debe ir más allá de la estrategia de IT, la cartera de proyectos de IT y proyectos de IT para considerar de manera más amplia la estrategia de negocios y la cartera (s) de los programas de inversión de la empresa y, los proyectos de negocio y tecnología que posibilitan y apoyan la estrategia (para más información sobre de Programas y Proyectos, gestión de la cartera, Avanzando más allá de PPM a P3M y Obtener con el Programa!.
  6. No basta con centrarse en el gobierno de nuevas inversiones. El gobierno eficaz debe cubrir el ciclo de vida completo de las decisiones de inversión – que abarca tanto la inversión inicial como los activos resultantes de esas inversiones – Los activos que con demasiada frecuencia caen en lo que Mark llama el espacio de “negocios como siempre” y reciben poca atención hasta que algo va mal.
  7. Los ingredientes esenciales del sistema de gobierno de IT incluyen la transparencia y la participación. Transparencia significa que sólo hay una versión de la verdad – que la información real, exacta y pertinente fluye hacia arriba, abajo y en todo el sistema de apoyo a la toma de decisiones. Compromiso significa que, en cada nivel, las personas adecuadas están involucrados en el sistema, en el camino correcto con roles claramente definidos, entendidos y aceptados, responsabilidades y rendición de cuentas.
  8. El gobierno efectivo de IT rara vez se logrará simplemente siguiendo una norma o un marco genérico. Más bien, se requiere pensar sobre las cuestiones fundamentales que son importantes, y requiere que los dirigentes de la organización se comporten de manera que maximizan el valor y contienen los riesgos en el uso actual y futuro de IT.
  9. En última instancia, mientras que las normas, tales como ISO / IEC 38500, y los marcos, como Val IT ™ son herramientas útiles, la mejora del rendimiento de las inversiones en IT y mejorar el gobierno en torno a las inversiones y los activos resultantes, trata de cambiar el comportamiento humano. El mero hecho de elaborar y proclamar la política es insuficiente para impulsar el cambio de comportamiento global, que es esencial para muchas organizaciones que buscan implementar o mejorar la eficacia de su gestión empresarial de IT. El Comportamiento es la clave … cambiar o aplicar un nuevo sistema de gobierno de IT implica necesariamente llevar a todas las personas en un viaje de cambio – que para algunos será bastante recto hacia adelante y que para otros, se verá como profundamente desafiante.
  10. Este proceso de cambio debe ser gestionado como un programa de cambio organizacional. Si bien mucho se ha escrito y debe ser conocido para esto, la falta de atención a la conducta humana en los contextos individual y organizacional en los planes de cambio posibilitados por IT es profunda. Donde hay comprensión de la necesidad de hacer algo, las empresas caen a menudo en The Kwoning-Doing Gap según lo descrito por Jeffrey Pfeffer y Robert I. Sutton en su libro del mismo nombre. Como dicen los autores en su introducción, “… tantos gerentes saben mucho sobre el rendimiento de la organización, y el trabajo tan duro, pero están atrapados en las empresas que quieren hacer tantas cosas que saben que socavan el rendimiento.” Ellos encontraron que “… hay más y más libros y artículos, programas de entrenamiento  y seminarios, más y más conocimiento que, si bien válidos, a menudo habrá poco o ningún impacto en lo que los gerentes hacen actualmente. “Para más información sobre esto, The Knowing-Doing Gap”.

Quiero volver ahora a mi comentario inicial sobre quién va a leer este libro. En una reciente revisión del libro, Fiona Balfour, describió como de lectura obligada para académicos, estudiantes de tecnología, todos los profesionales de IT, ejecutivos líderes (Nivel C) y directivos de empresa. El libro proporciona una guía práctica para aquellos que han decidido que es necesario una acción, pero los que aún no han entendido o se han comprometido con la acción deben leerlo o, más importante, tomar acción en base a él? Hace casi un año, estaba almorzando en Londres con Kenny MacIver, entonces editor de “Information Age” quien, después de escucharme exponer sobre este tema durante algún tiempo, dijo: “Lo que estamos diciendo es que necesitamos un llamado de atención” el libro de Mark añade un valor significativo a los que han decidido embarcarse en este viaje, y que va a ser elogiado por el gran esfuerzo que ha puesto en él y por su disposición a compartir su experiencia y sabiduría – pero podrá proveer ese llamado de atención? Estará bien para los conversos, pero los convertirá? Volviendo a la introducción de Ian Wightwick, dice “Es evidente que el propósito del texto de Mark Toomey  es promover la necesidad de un gobierno adecuado de IT. Es digno de elogio en este sentido, pero es sólo el comienzo.  Los cursos de formación y reuniones de Directores de la Compañía (incluyendo el CEO) tendrán una atención adecuada con la provisión de material explicativo simplificado y listas de verificación, así como fomentar la desmitificación de la actividad crítica de negocio de IT.

A pesar de la abrumadora evidencia de la necesidad de tomar medidas para mejorar el gobierno empresarial de IT, el liderazgo del negocio – directorios, ejecutivos y gerentes de empresa – han mostrado poco interés por seguir comprometidos y tomar la responsabilidad por el uso de IT para crear y sostener el valor del negocio, o para abrazar la transparencia que debe ir con él. Espero que, al menos en Australia, la aparición de la norma ISO, y el libro de Mark provean el  “llamado de atención” que tanto necesitamos. La Historia, por desgracia, nos dice que puede tomar más que esto – todavía tenemos un largo camino por recorrer!

“Translated, with permission, from the original at  http://www.thorpnet.com/ written by John Thorp, Author of The Information Paradox, and the lead developer of ISACA/ITGI’s Val IT Framework 2.0.”

“Traducido, con permiso, desde el original en http://www.thorpnet.com escrito por John Thorp, autor de The Information Paradox, y desarrollador líder de Val IT Framerwork 2.0 de ITGI/ISACA”

Compartir

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Anuncios

¿Qué opinan?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s