Gobierno Corporativo de Tecnología – Lo siento, la nube realmente no importa

Como estamos acostumbrados con las soluciones de la Tecnología de la Información, cuando leemos lo que harán las nuevas soluciones siempre se nos presentan como que con esta nueva solución que te quiero vender, tu empresa conseguirá resultados asombrosos y un retorno de la inversión de más del ¡500% en solo 7 meses!. Esto es lo que ocurre con la estrella actual de la industria de la Tecnología, la computación en la nube o cloud computing y se llega al extremo de escuchar que las grandes firmas de consultoría nos dicen “tenemos que cambiar nuestra estrategia de negocios debido a la computación en la nube

A medida que pasa el tiempo, como lo hemos comprobado una y mil veces quienes trabajamos tratando de encontrar el valor de negocio de las soluciones de la Tecnología de la Información, esos terribles retornos de la inversión, o esas espectaculares ganancias de productividad y/o esas impresionantes reducciones de tiempos y agilidad para implantar una tecnología, se van desdibujando a medida que las organizaciones comienzan a mostrar lo que pasa realmente en el entorno de sus negocios.

Siempre recuerda que la Tecnología de la Información y las Comunicaciones no tienen valor de negocio en sí misma, la computación en la nube no tiene valor alguno de negocio por el solo hecho de implantarla, la utilización que le dará la organización y sus personas será lo que genere valor.

Cuando los proveedores te acerquen los “White Papers” con estudios económicos realizados por Gartner y/o IDC y/o alguna de las otras firmas que acostumbran utilizar para demostrar el valor de negocio, por favor nos los utilices, haz tu propio análisis de cómo impactará en los procesos de negocio y que beneficios será el que finalmente generará en la empresa. Solo así podrás encontrar que la inversión (o gasto) en esa tecnología generará valor de negocio.

Hoy en día comenzamos a ver análisis de la utilización de la computación en la nube y sus efectos en las organizaciones y algunos comienzan a mostrar – una vez más -, que todo lo prometido comienza a quedar en el recuerdo de una presentación para conseguir los fondos necesarios pero que está muy lejos de cumplir con los beneficios prometidos. Esto es lo que nos comenta Clay Le Clair de Forrester Research en su entrada de blog; Sorry – But Cloud Really Doesn’t Matter.

Si estás en medio del proceso de seleccionar que soluciones y/o servicios de tecnología vas a llevar a la nube, no dejes de leer lo que dice Clay.

A continuación un resumen de su entrada de blog.

La forma en que se implementa el software está cambiando. Nuestra investigación y otras muestran que las empresas se están alejando de las aplicaciones en sus instalaciones y pasan a las ofertas de nube privada y pública. Pero aquí está la pregunta básica que rara vez se hace.

¿Cuándo una empresa implementa soluciones en la nube, logra generar mayores ingresos y retornos a los accionistas?

¿Están las empresas de alto desempeño separándose de las de bajo desempeño por su conocimiento y uso de las tecnologías en la nube?

Nuestro estudio reciente de agilidad empresarial dice claramente que no lo están.

Y aquí está el punto. La elasticidad de la infraestructura – que es nuestra dimensión de agilidad para todas las cosas de la nube, representó casi ninguna diferencia en el desempeño de la empresa. Las empresas que agresivamente implantan soluciones de computación en la nube;

No se desempeñan mejor que sus competidores. De hecho, en algunas industrias, se desempeñaron peor.

¿Qué nos dice esto? Piensa en la implantación de la nube o en la elasticidad de la Infraestructura, como lo llamamos nosotros, como un posibilitador para otras dimensiones que hacen que tu negocio sea más ágil y, por tanto, de mejor desempeño.

Las dimensiones que impulsan directamente los ingresos – como integración de canales y respuesta al mercado. A diferencia de la elasticidad de la Infraestructura, éstas muestran enormes diferencias entre las empresas de alto y bajo desempeño. O Inteligencia de negocios, con mucho, la dimensión de procesos más importante que puede ser acelerada a través de opciones en la nube. Estas son unas pocas dimensiones de agilidad cruciales que pueden beneficiarse de la computación en la nube. Dimensiones de organización – como estrategia digital y gestión del cambio también mostraron brechas más fuertes, pero tienen poco que ver con la implantación de la nube.

Anuncios

¿Qué opinan?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s