Gobierno Corporativo de Tecnología – La infraestructura definida por software

Ya se han publicado la mayoría de las predicciones para el año 2015 de las grandes consultores.

Un tema para el que hay que preparase y que dominará la escena de la industria de la Tecnologia de la Información y las Comunicaciones, serán las palabras de moda y más sexy en casi todas las predicciones tecnológicas del año 2015;

  1. Redes definidas por software (SDN),
  2. Almacenamiento definido por software (SDS), y
  3. Centro de datos definido por software (SDDC).

Estos nombres son parte de una tendencia más amplia que muchos comienzan a llamar “Todo definido por software” (Software Defined Everything – SDE).

El movimiento hacia una infraestructura definida por software intenta desacoplar el hardware que ejecuta las transacciones de datos de la capa de software que los organiza. La esperanza es que al separar la inteligencia de la fuerza física, el hardware subyacente puede ser más barato (cajas negras sin marca) e intercambiable (¿evitando la dependencia del proveedor?), mientras que el software global se vuelve más capaz y con una evolución más rápida.

SDE (o algunas siglas más ambiosas SDx) se utiliza para agrupar las tecnologías en un solo nombre. A través de SDE la infraestructura de computación se virtualiza y se entrega como servicio donde la red, el almacenamiento o los servicios de centro de datos son automatizados por software programable intentando entregar una solución más dinámica y de menor costo.

En última instancia, SDE es sobre el uso de software para reducir las brechas tecnológicas y de organización entre los silos de TI para crear una infraestructura que se puede gestionar de manera integral como parte del negocio. En lugar de elementos individuales (cómputo, almacenamiento y red), la infraestructura será tratada como un conjunto de recursos que se requieren para ejecutar cargas de trabajo específicas. En este mundo, la aplicación, el usuario final, y el negocio podrían ser los reyes.

Sin embargo, y como siempre, estos cambios son más que cambios tecnológicos.

Si los equipos que han sido alojados tradicionalmente en silos deben actuar más en conjunto, significa que algunas cosas como las decisiones de compra, presupuestos, estructura de reportes, e incluso las métricas de rendimiento deben ser re-pensadas. Las organizaciones deben estar preparadas – no sólo desde la perspectiva de los equipos – para implementar una infraestructura definida por software. Con esto en mente, aquí están algunas pequeñas cosas para considerar:

Las decisiones de compra. ¿Quién decide cuando se compra equipo nuevo? Hoy en día, si su empresa es la compra de un nuevo almacenamiento, es probable que el equipo de almacenamiento toma la decisión. Del mismo modo, la gente de cómputo va a tomar las decisiones del servidor. Pero si éstos deben trabajar juntos, es muy probable que personas de diferentes disciplinas deban involucrarse en la decisión hasta se incorporan quienes son los usuarios directos (¿internos, externos clientes?). ¿Hoy cómo lo haces?

Presupuestos. Una vez que se tienen las personas involucradas en las decisiones de compra, se debe abordar la cuestión de los presupuestos. Se crea tensión organizacional cuando los equipos que no tienen control de presupuesto tienen una participación en las decisiones de compra. Si el equipo de redes posee el presupuesto, ¿qué pasa si la gente del equipo de cómputo o el usuario o el proveedor sugiere que se debe comprar la solución más cara?

Informes de estructura. Similar a los impactos presupuestarios, ¿cuáles son las implicancias que señalan la colaboración entre el equipo cuando se toman decisiones acerca de cosas como las prioridades o las arquitecturas empresarias?

Las mediciones de rendimiento. En un mundo de silos, las métricas de rendimiento tienden a estar ligadas más a la disponibilidad que la experiencia del usuario final. En un mundo definido por software la experiencia del usuario tiene otra relevancia. ¿Hoy estás midiendo la experiencia del usuario?

La tecnología avanzará hacia un futuro definido por software. Pero para cualquiera de nosotros que hemos estado involucrado o incluso visto y participado en grandes iniciativas de transformación que comenzaron y luego fallaron, sabemos que los cambios tecnológicos son una parte muy importante pero quizás lo menos interesante.

Puede tomar años transformar una organización – si es que podemos hacerlo. Incluso si las realidades de SDE que están todavía a años de distancia, esto significa que las organizaciones probablemente vayan más atrás aún. Conseguir las personas y poner en marcha los procesos para ayudar a impulsar este tipo de cambio será de vital importancia para cualquier empresa que busca aprovechar estas tecnologías de próxima generación.

El reloj no se detiene y durante 2015 las soluciones de SDE van a tomar mayor impulso y leerás bastantes ventajas y maravillas de las soluciones llegando a leer el siguiente extremo y magnificando sus ventajas;

“En la nueva empresa definida por software, debido a su propia naturaleza, será posible dedicar más del 50% del presupuesto a la innovación, aspecto que situará en clara ventaja a las empresas que hayan madurado y avanzado más en la propia definición por software respecto a sus competidores. ¿O es que alguien se acuerda todavía de Blockbuster?”

Ya que lo mencionan, Blockbuster quiebra por malas decisiones de su junta directiva al no comprender totalmente el impacto del cambio de gustos del consumidor sobre sus negocios.

Olvídate de la tecnología – ¿está tu organización, las personas y los procesos listos para el cambio?

 La tecnología por sí misma no agrega valor alguno, la forma en que las personas de la organización la aplican es lo que genera valor.

 Con SDE puede ser real que no tengamos tanta dependencia del hardware especializado y ahora los dispositivos de red, cómputo y almacenamiento serán cajas negras sin marca – siguen siendo solo infraestructura. Una consideración después de sacar unas cuantas canas a través de los años por intentar muchas tecnologías que nos prometían independencia de plataformas de hardware y/o software. Si bien avanzamos bastante en este tema, personalmente nunca pude migrar una aplicación de una plataforma de hardware a otra sin conflicto o que sea casi imposible. ¿Portar aplicaciones escritas en Unix, Linux? Si posiblemente pero no corren sin cambios. ¿Portar aplicaciones que hacen uso de extensiones de comandos en base de datos relacionales? Imposible sin seguir utilizando el mismo proveedor.

 ¿Puede una industria que basa su relación en que le sigas comprando licencias de software por años prometerte independencia de su propio software?

 ¿Puede el software entregar el mismo nivel de desempeño que funciones de hardware dedicadas?

 ¿Están pensando en soluciones SDE? ¿Han hecho alguna experiencia?

 Si lo han hecho sería muy bueno que compartan sus puntos de vistas antes que la industria de TI nos venda la última maravilla que nos dejará dedicar más del 50% del presupuesto a innovación.

Anuncios

Un comentario el “Gobierno Corporativo de Tecnología – La infraestructura definida por software

  1. Pingback: Software-Defined Everything (SDE) - Retico

¿Qué opinan?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s